Protección de datos y terapia online

Cristina Martínez Garay, Directora del Máster en Propiedad Intelectual y derecho tecnológico – Manager del área de Privacidad y Protección de Datos de ECIJA, participa en el Congreso Iberoamericano en Ciberpsicología. Desde el marco normativo europeo y español, plantea una serie de cuestiones de importancia en protección de datos y terapia online, que deben atender profesionales de la psicología en uso de tecnología.

En la primera parte abordará la necesidad de un correcto asesoramiento y conocimiento por parte del profesional de la psicología de la legislación española y europea en materia de protección de datos, poniendo de relieve lo establecido en la Ley Española de Protección de datos personales y garantía de los derechos digitales, así como en el Reglamento UE 2016/679 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la circulación de estos datos. Con especial referencia al carácter de los datos que manejan los psicólogos en el ejercicio de su profesión, y la diligencia que deben emplear para proteger a su paciente.

Es importante ahondar en la garantía de la privacidad del paciente con el uso de las herramientas digitales, resaltando la necesidad de que las herramientas utilizadas por el profesional, puedan llegar a asegurar que nadie pueda acceder a los datos y a la información objeto de la consulta.

El segundo elemento de la ponencia se centrará en lo difícil que puede llegar a ser para el paciente tener seguridad de que su terapia está siendo debidamente conducida por un profesional colegiado y, por tanto, cualificado para guiar su terapia

4.- Protección de datos y terapia online. La importancia del correcto asesoramiento en protección de datos dentro del ejercicio del uso de medios digitales en atención a la salud mental.

Habida cuenta de lo expuesto anteriormente, los psicólogos manejan datos de salud y por tanto tienen la consideración de datos especiales. Es importante que los psicólogos estén bien asesorados ya que no son expertos en la materia, y pueden incurrir fácilmente en errores o mal uso de los datos. Especial atención hay que poner a la transmisión de los datos, por ejemplo a los familiares de los pacientes o a otros profesionales.

Es importante señalar que las sanciones que recoge el reglamento para el incumplimiento de lo dispuesto en él pueden alcanzar los 20.000.000€.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.